Ahorro energético en tu nueva casa

Ahorro energético en tu nueva casa

¿Te ha gustado?

Es posible comenzar a ahorrar energía en una casa en cualquier momento, aunque es ideal combinar este principio con la mudanza a una nueva residencia. Nuevo punto de partida, nuevo hábito. En este artículo te contamos cómo reducir el consumo energético y contribuir a la sostenibilidad del planeta. Asimismo, se reducirán sus facturas. ¿Qué estás esperando?

Disminuye el gasto energético, disminuye el gasto económico

Por tanto, si logras reducir el consumo energético a través de las medidas recomendadas en el siguiente apartado, tus facturas de luz y gas también se verán reducidas porque las partidas variables de estos costos están directamente relacionadas con el consumo de cada vivienda.

Sin embargo, en otras partes, los consumidores pueden ahorrar dinero, por ejemplo, eligiendo el precio de la electricidad que más les convenga, es decir, al considerar el precio de la electricidad para contratar. Para ello, debes conocer las características de la demanda energética (número de equipos, horas de consumo central …) y elegir el mejor precio del mercado actualmente.

Después de encontrar una forma que funcione para usted, debe considerar aspectos específicos, como los términos de compromiso o si incluyen otros servicios. Del mismo modo, también debe decidir si elige un tipo de cambio de mercado regulado llamado PVPC (Precio voluntario para pequeños consumidores) o un tipo de cambio de mercado libre más amplio.

¿Cómo ahorrar en la vivienda?

Si ha encontrado un costo que puede ahorrar, es hora de poner en práctica estos hábitos:

  • Apagar los electrodomésticos correctamente significa reducir el consumo de energía en un 15%, por lo que tenemos que prestar atención, al consumo en standby o consumo fantasma
  • Utilice luz natural. Por suerte, España es uno de los países con más horas solares, por lo que al emplear esta iluminación natural y omitir la luz artificial, puedes economizar mucho dinero.
  • Luces led. Sin embargo, sabemos que la luz artificial debe usarse en determinados momentos del día, y debemos estar preparados para ello. Si nuestra casa dispone de bombillas LED, nuestro consumo energético se reducirá en un 80% respecto a las bombillas tradicionales.
  • Aislamiento. Es una de las formas primordiales de ahorro energético. Asegurarnos de que no haya fugas de temperatura en la casa, y se puede conseguir protegiendo las paredes exteriores, suelos, techos, paredes … La mayor parte de la energía que necesitamos para la calefacción o el aire acondicionado se debe a las fugas de agua fría y caliente de la casa, por lo que no puede mantener la temperatura adecuada.
  • Calefacción. Primero, se debe considerar que el rango de temperatura confortable está entre 19ºC y 21ºC. Al igual que en la zona de dormitorio, se recomienda bajar la temperatura, unos 15ºC y 17ºC (esta recomendación también se aplica a nuestros aires acondicionados domésticos).
  • Si sus electrodomésticos viejos necesitan un lavado de cara, consulte la etiqueta energética al comprar. Apuesta siempre por productos de categoría A porque pueden ahorrar hasta un 70% de su vida útil.
  • La ventilación en la casa no solo nos ayuda a ahorrar energía a largo plazo, sino que también es uno de los mejores secretos para hacer la casa más saludable. Por tanto, se elimina el polvo, el olor peculiar… en conclusión el aire del hogar contaminado.

Con estos sencillos consejos, empezará a prepararse para utilizar la energía de forma razonable, reduciendo así las facturas de electricidad del hogar y mejorando el medio ambiente. ¿Conoces más consejos para mitigar el consumo energético?

Sin Comentarios

Escribe un comentario